15 IDEAS DIY PARA DECORAR TU CASA ESTE HALLOWEEN SIN GASTAR NI 1 EURO.

Ya se va acabando el mes de octubre y, como cada año, el último día se celebra Halloween. Ya sabemos que es una fiesta americana y que hay poca tradición de celebrarla aquí, pero cada vez hay más gente que se anima a disfrazarse, decorar la casa u organizar algún evento. Cualquier excusa es buena para divertirse, y si es montando una fiesta temática, mejor.

No hace falta gastarse mucho dinero en comprar adornos, y hay algunos tan sencillos de hacer que casi no requieren tiempo. Además, si tienes hijos o niños que cuidar, hacer tu propia decoración puede ser la excusa perfecta para entretenerlos con manualidades. ¡Les encantará!

Si has decidido prepararte para la ocasión, en este artículo te mostramos 15 ideas fáciles de hacer y muy baratas para decorar tu casa en Halloween.

 

1. Un ambiente fantasmal

No hay Halloween sin fantasmas y por eso no pueden faltar en nuestra decoración. Hay muchas maneras de hacerlos y aquí mostramos algunas de las más fáciles y económicas.

 

Fantasmas con globos

 

Necesitarás: globos blancos, un rotulador negro o papel negro para hacer los ojos, cuerdas para atarlos y unos trozos de gasa.

Para hacerlos hay que empezar por hinchar un globo y pintar la cara del fantasma con un rotulador negro o pegar un trozo de cartulina negro con la forma de los ojos. Después se pega la gasa por la parte de arriba del globo de manera que lo cubra y que no se caiga. Pega también un hilo a la parte superior y cuelga tus fantasmas por toda la casa.

 

¡Haz que tus fantasmas cobren vida!

Convierte unas sencillas guirnaldas en el centro de todas las miradas con estos sencillos pasos.

 

Necesitarás: guirnaldas blancas redondas, tela blanca, hilo blanco, tijeras y rotulador negro.

  1. Corta la tela en forma cuadrada.
  2. Dóblala dos veces por la mitad formando un triángulo y corta la punta para hacer un agujero en el centro.
  3. Separa la bombilla de la guirnalda con cuidado, métela a través del agujero de la tela y vuélvela a poner en la guirnalda.
  4. Ahora solo falta atar una cuerda blanca debajo de la guirnalda para dar forma a la cabeza y pintar unos ojos y una boca a tu fantasma.

 

2. Truco o trato

¿Tienes una fiesta infantil? ¿Quieres dar dulces de una forma original? Te contamos un par de ideas que gustarán a niños y no tan niños.

 

Calabazas de Halloween con sorpresa

 

Necesitarás: Globos de color naranja, papel de seda verde, rotulador permanente negro y muchas golosinas.

Rellena unos globos naranjas de dulces, hínchalos y rellénalos de dulces. Para terminar puedes decorarlos con trozos de papel de seda verde y pintarles unas caras aterradoras.

 

Las escobas más dulces

Son un poco más elaboradas, pero merecen la pena. Te damos todos los pasos con fotos para hacerlas fácilmente.

 

Necesitarás: dos bolsas de papel por escoba, un palo, cinta negra, tijeras y caramelos.

  1. Despliega una bolsa y saca hacia fuera su base mientras pliega hacia dentro los laterales.
  2. Con unas tijeras, corta la bolsa en tiras finas hasta la base.
  3. La segunda bolsa se corta también en tiras finas pero sólo se corta unos centímetros por la parte superior.
  4. Ahora hay que abrir ambas bolsas, colocar la segunda dentro de la primera (la que está más cortada) y llenarla con dulces.
  5. Por último, falta poner un palo o una rama pequeña en la bolsa y atar la parte superior de ambas bolsas al palo con una cuerda negra.

 

3. Ilumina con velas

Usar velas aporta el toque lúgubre que toda casa del terror necesita, y hay mil maneras de decorarlas para hacerlas todavía más terroríficas.

 

Velas momificadas

Usa unos botes de cristal, recúbrelos con gasas y ojos de plástico y enciende una vela en su interior.

 

Calabazas con tarros

También puedes pintar unos tarros como si fueran calabazas. Es una manera más cómoda, fácil y duradera de tener la típica calabaza de Halloween.

 

Velas torturadas

Si todo lo anterior te ha parecido demasiado suave, esto te llamará más la atención. Únicamente hay que clavar unos cuantos clavos en unas velas blancas y dejar caer algo de cera de otra vela roja sobre ellas como si fuera sangre. ¿No es inquietante?

 

4. Decora globos con cartulinas

Es una opción muy sencilla pero que puede quedar asombrosamente llamativa. Con unos globos de colores y unas pocas cartulinas se pueden crear personajes típicos de Halloween de una forma muy visual. En la imagen te mostramos un ejemplo de una bruja, una calabaza, un murciélago y el monstruo de Frankenstein. ¿Se te ocurre alguno más?

 

5. Entrada a la casa del terror

Da un aspecto tétrico a la puerta y causa impresión a tus invitados. ¿Se atreverán a entrar?

 

Puerta momia

Usa vendas, papel… lo que tengas por casa para cubrir la puerta. Puedes poner unos grandes ojos entre las tiras blancas. Harán que cualquiera se lo piense dos veces antes de entrar.

 

Puerta con murciélagos

Recorta siluetas de murciélagos en cartulina negra o fieltro y pégalas por toda la puerta para conseguir ese aspecto tétrico propio de cualquier película de terror.

 

6. Murciélagos en casa

Puedes usar los murciélagos recortados en el interior decorando las paredes o el techo de la habitación.

 

7. ¿Fobia a las arañas?

Si alguien les tiene miedo, no podrá soportar verlas por todas partes. ¡Las arañas de plástico son geniales!

 

8. ¡Arañas gigantes!

¿Quieres una araña que cause impresión? Con esta idea podrás hacerlas enormes.

 

Necesitarás: globos negros y tiras de papel crepe negro.

¡Son muy fáciles de hacer!

 

9. Toda araña tiene su telaraña

 

Telaraña con bolsas de plástico

No hace falta que dejes de barrer para conseguirlas, con unas bolsas de basura las puedes conseguir y al tamaño que quieras.

 

Necesitarás: Bolsas de basura negras, tijeras y celo.

  1. Corta las costuras laterales e inferiores de la bolsa de basura para crear dos grandes rectángulos de plástico y córtalos en un cuadrado aproximadamente, no tiene por que ser exacto. Cada cuadrado formará una telaraña.
  2. Dobla cada uno de los cuadrados por la mitad, en diagonal, para formar un triángulo. Vuelve a doblar ese triángulo por la mitar dos veces más para hacerlo más estrecho. Puedes usar unos trozos de celo para unir los bordes y que no se resbale o se abra el plástico mientras lo cortas.
  3. Corta el plástico según el patrón que se muestra en la imagen, por ambos lados. Ábrela y la telaraña estará lista.
  4. Si se quiere unir varias, se puede recortar unas tiras y pegarlas entre ellas.

 

Telarañas con lana

 

Necesitarás: globos de agua, cola blanca, lana y arañas de plástico para decorar.

  1. Hincha un globo de agua (con aire).
  2. Por otra parte, haz una mezcla de agua con cola blanca.
  3. Recubre el globo de agua con la cuerda y usa un pincel para extender la mezcla de cola y agua por el globo con la cuerda. Haz que la cuerda se impregne bien de pegamento.
  4. Cuando se haya secado, pincha el globo y pega unas cuantas arañas.

 

10. Donde nadie se lo espera

Cualquier lugar es bueno para poner algún mensaje que nadie se espere, por ejemplo, la tapa del retrete. Usa pintura roja para dejar una sorpresa de lo más aterradora.

 

11. Con botellas de vino

Son fantásticas para adornar, además las puedes pintar con distintos personajes típicos. ¡Coge un bote de pintura y ponte creativo!

 

12. ¿Buscas una fiesta más «chic»?

Si quieres decorar tu casa de una manera más seria y elegante puedes usar globos transparentes y cubrirlos con un trozo te tul en colores negro, naranja o rojo. ¡Un toque de distinción en la noche más terrorífica del año!

 

13. ¿Fantasmas del pasado?

Convierte tus retratos en los más escalofriantes. Además puedes personalizarlos usando fotos de familiares o amigos. ¡Se quedarán paralizados al verse!

 

Necesitarás: una tira de luces rojas, fotos en blanco y negro, cartón, un marco para colocarlas, algodón o esponja, pintura acrílica negra y tijeras.

  1. Imprime la fotografía que quieras usar en blanco y negro.
  2. Envejece la imagen pintándola sutilmente con una mezcla de agua y unas gotas de pintura negra. Puedes usar una esponja o un algodón para hacerlo con cuidado y no cubrir demasiado el retrato. Déjalo secar.
  3. Corta un trozo de cartón del mismo tamaño que la fotografía y pégalo detrás de esta.
  4. Cuando se seque, corta con un cúter o la punta de unas tijeras un ajujero en los ojos de la persona retratada.
  5. Quita el cristal del marco y coloca la foto dentro.
  6. Coloca las pequeñas luces rojas a través de los agujeros. Pega el cable a la parte de atrás. Se pueden usar telarañas y arañas falsas para decorar los marcos.
  7. Encienda las luces y aterroriza a todos.

 

14. Con sentido del humor

Gasta alguna broma poniendo a congelar agua con insectos de plástico dentro. Arañas, moscas, escarabajos, cucarachas… ¡Hay tanto donde elegir! Es quizás la broma más típica, pero no deja de sorprender.

 

15. ¡Cuidado! Te están observando

Cualquier objeto se puede convertir en el más escalofriante. Pon unos ojos de mentira en unas flores, naturales o artificiales y colócalas en algún jarrón. ¡Inquietantes!

 

Con estás ideas y un poco de imaginación tu casa lucirá terrorífica estas fiestas. ¿Te animas a probarlas?