LAS MEJORES PLANTAS PARA TU HOGAR

¿Tienes un clima demasiado seco en casa? ¿Quieres aumentar la sensación de frescura? ¿Buscas un hogar más acogedor? Para todos estos problemas y muchos más, las plantas son las mejores aliadas.

 

Beneficios de tener plantas en nuestro hogar

  • Aumentan los niveles de humedad, mejorando nuestra respiración e hidratando nuestra piel.
  • Purifican el aire al capturar los elementos tóxicos y neutralizar sus efectos.
  • Producen oxígeno, algunas de ellas incluso por la noche.
  • Refrescan y perfuman el ambiente de forma natural.
  • Eliminan el exceso de polvo del aire.
  • Crean un ambiente más relajado, reducen el estrés y la fatiga.
  • Ayudan a aumentar nuestra concentración y nos hacen compañía.
  • Algunas ahuyentan a los insectos, como los mosquitos.

 

Los decoradores no olvidan usarlas, y los expertos recomiendan tenerlas en casa o en la oficina por sus múltiples beneficios para la salud y el medio ambiente. Sin embargo, hay que saber elegir las plantas más adecuadas para interior y si además son de esas que necesitan pocos cuidados, mejor.

En este post te mostraremos algunas de las plantas más resistentes y que mejor purifican el aire según el estudio de aire limpio de la NASA. ¿Quieres conocerlas?

 

Hiedra común

Se trata de la típica planta trepadora. Puede alzarse a muchos metros del suelo buscando la luz y ascender por casi cualquier superficie, pero también se adapta perfectamente a estar en un macetero con sus tallos colgando.

Es la planta perfecta para principiantes por sus mínimos cuidados. Tiene un crecimiento muy rápido y se adapta perfectamente a los interiores de las casas. No necesita riegos frecuentes, con dos o tres riegos a la semana durante el verano es suficiente. Crece mejor en ambientes con temperatura moderada y en un lugar luminoso pero sin luz directa del sol.

Además, es la planta de interior que mejor filtra el aire según la NASA. Absorbe el formaldehído, el tricloroetileno y el benceno del aire tan perjudiciales para la salud.

 

Potos

Es una de las plantas más populares como decoración en interiores por su fácil mantenimiento. Es muy resistente y no necesita casi cuidados. Puede sobrevivir con poca luz o luz indirecta y en temperaturas frías o moderadas. De hecho, hay que tener cuidado para no ponerla bajo la luz directa del sol, se pueden quemar sus hojas. Además, solo hace falta regarla cuando la tierra está seca.

Es perfecta para tenerla en casa o en la oficina por su excelente capacidad para absorber formaldehído, xileno y benceno.

 

Sanseviera o lengua de suegra

Es una planta prácticamente indestructible ya que sobrevive en condiciones muy desfavorables. Aguanta la falta de riego, la temperatura caliente, las plagas y enfermedades, la poca luz… Es tan resistente que parece que se cuida sola. Su único enemigo es el exceso de riego ya que puede hacer que la planta acabe pudriéndose.

Es muy eficaz eliminando los elementos tóxicos en el aire como benceno, xileno y tolueno, tricloroetileno y formaldehído. También es fantástica para tener en el dormitorio, ya que es de las pocas plantas que produce oxígeno por la noche, facilitando el descanso.

 

Ficus o árbol de caucho

Se trata de una planta de rápido crecimiento y muy resistente a las enfermedades pero que necesita espacio ya que puede crecer bastante. Quedará muy bien en habitaciones grandes. Tiene unas hojas muy grandes por lo que transpira mucho más que otras plantas ayudando a mantener la humedad del ambiente.

Facilita  la eliminación del formaldehído del aire.

 

Areca

Es una palmera que crecerá en mayor o menor medida dependiendo del tamaño de su maceta. Se puede dejar en un tiesto pequeño para decorar una mesa o en uno más grande para aprovechar la altura que puede alcanzar y tenerla en un rincón en la habitación. Tiene la ventaja de no necesitar luz directa del sol, aunque sí necesita humedad por lo que será bueno pulverizar las hojas de vez en cuando si el clima es muy seco. Como la mayoría de palmeras, su gran enemigo es el exceso de riego, que hace que se pudra la base de los tallos y acabe muriendo.

Según el ránking de la NASA, es una de las mejores plantas de interior por su elevado índice de transpiración y su capacidad para eliminar el monóxido de carbono, el benceno y el formaldehído. Por ello, es perfecta para casas en las que haya fumadores. En invierno, su elevada transpiración es capaz de sustituir a los humidificadores eléctricos.

 

Cinta

Otra planta muy popular en interiores por su aspecto decorativo y su fácil cuidado. Tolera bien el frío y la falta de luz y, gracias a que almacena agua en las raíces, aguanta bien la falta de riego.

Es una de las plantas que mejor elimina el formaldehído del aire. También ayuda a eliminar otros contaminantes como el benceno y el xileno.

 

Espatifilo, flor de la paz o vela del viento

Si tienes problemas de luz en casa, esta es la planta ideal. Crece bien con poca luz y poca agua. Lo mejor sería tenerla a una temperatura moderada, siempre por encima de 18º. Es suficiente con regarla dos o tres veces por semana, aunque en verano se puede aumentar la frecuencia.

Absorbe los cinco contaminantes presentes en el aire analizados por el informe de la NASA (formaldehído, benceno y xileno, monóxido de carbono y tricloroetileno).

 

Como ves, hay muchas plantas que no te causarán problemas por sus cuidados y te darán muchos beneficios para tu salud y para los que te rodean. ¿Qué te ha parecido? ¿Te atreves a poner alguna planta en tu hogar o en tu lugar de trabajo?